Micropost: El parque infantil... ese territorio de combate

viernes, abril 15, 2016


Muy buenas tardes!

Acabo de subir del parque con mis hijos... hace un día un poco frío, está algo nublado pero.. qué demonios! me he dicho: que les de el aire un poco!. Le ponemos la sudadera a mi hija, le ponemos el forrito polar a mi hijo... pillamos el carrito y para el parque!

Una vez alli, le digo a mi pitufina que puede correr, que se vaya a jugar con los demás niños mientras yo me quedo con el pequeño monstruo de la manita andando por los columpios.

He de decir que mi hija es una niña con una facilidad innata para hacer amiguitos pronto; da igual donde vaya que enseguida se pega a alguien y entabla una amistad para toda la vida (que dura mientras estemos en el parque...). pues bien, como decía, estando allí, le digo que se vaya a jugar con los demás niños y niñas y la veo con un grupito de 3 o 4 niñas que estaban jugando.. de edades similares, deduzco que no habría ningún problema en que juegue con ellas así que me desentiendo un poco (a ver... no le he quitado el ojo de encima en todo momento, pero estaba tranquilo, vamos...).

Minutos más tarde la oigo protestar (cosa que es raro en ella y más en un parque) y me quedo más pendiente de lo que pasaba... El grupo de niñas se había subido en una atracción en la que mi hija también se había subido y trataba de jugar con ellas. Una de ellas, la que tenía pinta de lider (me he quedao' con tu cara!), hacía verdaderos esfuerzos por tratar de incomodar a mi hija y que las dejara tranquilas así que, ni corto ni perezoso, me acerco a mi hija, que seguía protestando y, como no sabía exactamente qué estaba ocurriendo, le digo a mi pitufa: Azahara, si no sabes jugar con ellas, bájate del columpio y juega por tu lado con otros niños. A lo que mi hija me responde que sí sabe jugar con ellas y se queda allí.

Me aparto un poco pero ya si estoy más pendiente de la situación y puedo comprobar que no era cosa de mi hija, sino de la chica esta que os he comentado antes que, efectivamente, parecía querer hacerle la vida imposible a mi hija para que las dejara tranquilas.

Así que, tras un par de protestas más de m hija, le digo que se baje de la atracción y que se vaya por otro lado a jugar por su cuenta. Y 30 segundos más tarde, estaba jugando con otras dos niñas tan ricamente y sin problemas.

Todo esto puede ser más o menos normal dentro de un parque infantil; lo que realmente me deja alucinado es que, las madres de estas niñas, estaban allí sentadas en el suelo, fumando, comiendo pipas y mirando por encima a sus hijas... y yo me pregunto: si yo estoy atento de que no le pase nada a mi hija y, de que no incordie a las demás: acaso estas madres no podían hacer lo mismo?

Está claro que cada niño es una personita independiente y es un ente por sí mismo, con sus cosas buenas y sus cosas malas, pero la educación que deben recibir tiene que partir de su entorno, de sus padres principalmente y, si esta educación no existe en los progenitores... como pretendemos que nuestros hijos lleguen a ser unas personas adultas con modales y educación?

Ahí lo dejo. Que cada uno coja lo que crea que debe coger de mi reflexión.

Gracias por leerme.

You Might Also Like

0 comentarios

Seguidores de Google+

Instagram de Papá Agonías